¿Qué falla en mi web?

Muchas veces hacemos una web en un hosting gratuito, con los clásicos dominios .tk o con el últimamente conocido wix.com (del que por cierto no somos nada partidarios).

Evidentemente son muchos los fallos que podemos cometer si es nuestra primera vez o si lo hacemos deprisa y corriendo. Siempre hay algo que nos dejamos, y más como es en el 90% de los casos que no se tiene conocimiento a ciencia cierta de cómo funciona el sistema bajo el que estamos haciendo el sitio de nuestro negocio.

Para evitar este rompecabezas, nuestra recomendación es que se delegue en un profesional, podemos ser nosotros u otra empresa, pero la importancia de que un profesional del sector dedique su experiencia a tu negocio, no solo será bueno, sino que te dará un enfoque diferente de como hacer las cosas, y si encima se tiene la oportunidad de poner en común como hacerlas para agradar tanto al cliente como al dueño del negocio, eso ya es lo ideal.

Nosotros, por norma general, sólo pedimos una cosa al cliente, y es que nos deje hacer, ya que llevamos años en el sector y sabemos lo que funciona y lo que no, sabemos cuantas pestañas colocar, cuando es demasiado texto para una descripción, e incluso que tipo de imagen necesita, al final con los años hemos visto que hay un montón de sitios web que tienen una serie de carencias y nosotros realmente podemos suplirlas, hemos hecho un listado y es lo que te mostramos en el gráfico de a continuación.

Realmente todo se reduce a estros tres factores:
– La creatividad: Es muy importante que nuestro sitio web sea diferente a los de los demás, de esta manera conseguiremos ese valor diferenciador que hará al cliente visitarnos.
– No debemos dejar de lado el contenido: No podemos colocar el primer texto que nos venga a la mente, en los últimos años, y cada vez más, los textos en las páginas web son algo a lo que el visitante medio no le presta atención si no hay una imagen atractiva junto a él, es por ello que sabemos que los contenidos de las páginas web, deben ser contenido de calidad.
– Y por último y más importante de todo la sencillez: en Internet la sencillez es la clave de todo, a menudo tenemos consultas de clientes que nos dicen «oye, pero es que yo tengo muchas secciones en mi web que son importantes», lo entendemos y lo respetamos pero hay maneras creativas de decir que tenemos muchas cosas y más aún de mostrarlas, sin renunciar a la simplicidad de la web de tu negocio, es por ello que os pedimos que nos «dejéis hacer», sabemos lo que hacemos y siempre os consultaremos lo que es mejor para vosotros.

En definitiva, hacer una página web es algo sencillo que muchas veces se convierte en un calvario bien por no conocer la plataforma en la que se desarrolla, porque lo hacemos sin ganas o por que simplemente nos corre prisa y no podemos dedicarle todo el tiempo que quisiéramos.

Nuestra recomendación, como ya hemos dicho antes, es delegar en un profesional para hacerlo, porque nadie mejor que él o ella para mostrar tu negocio en la red.